Diario de dibujante

Jazmín azul (plumbago auriculata)
Niños jugando en el jardín
Playa de Muchavista
Ventana
Homenaje a Lorenzo Loto
Verano en La Alqueria
Atarcecer desde la carretera
Noche (2015-12-14)
La terraza
Basi y Dulce en Los Charquillos
Dormitorio
Recuerdo de los frescos en Viena
Puerta de Basi y Anton
Luna roja
Granados en mayo
Rosas de San Jordi
Atardecer
Playa de La Zohía
Hombre leyendo
Puerta del huerto
Flores y castillo
Nocturno tras la ventana de Wollergasse
Molinos en el horizonte
Rosas de Borneo
Flor blanca de cactus
El huerto (2017-10-12)
Flor en blanco
Arbustos amarillos
Plantas (2016-05-25)
Rascaviejas
La terraza (2016-06-16)
Rosa (2015-07-14)
Flores de paulonia
Alexito (2017-07-17)
Siesta (2015-08-24)
Lluvia de hojas
Flores (2015-12-09)
Ramas de almendras verdes
Granados en mayo
Clívia
Zapatos (2016-02-28)
Trompeteros (pyrostegia venusta)
Caquis
Neus
Patio (2015-11-22)
Philodendron
Gaviota
Cuatro Rosas
Amanecer entre almendros
Atardecer en La Alquería (2016-02-01)
Dulce y tractor
Los granados desde arriba

Plinio el Viejo en su Historia Natural, cuenta que el pintor Apeles, el más famoso de la Antigüedad , pintor oficial y amigo de Alejandro Magno, tenía una máxima que cumplía a rajatabla: Nulla dies sine linea (ningún día sin una línea). Desde hace años sigo yo también esta costumbre haciendo al menos un dibujo diario, bocetos o apuntes.